Papá Piernaslargas, de Jean Webster

octubre 14, 2020


Tengo que reconocer que muchos de mis eternos pendientes son clásicos infantiles o juveniles. En general los disfruto mucho -algunos de ellos se encuentran entre mis libros favoritos-, pero también es cierto que me cuesta más conectar con ellos si no estoy del humor correcto; sobre todo con aquellos repletos de una moralina anticuada, producto de la época en la que fueron escritos, o con personajes exageradamente optimistas en ocasiones. Cuál ha sido mi sorpresa al encontrarme con un libro que no considero totalmente infantil, con una protagonista alegre, sí, pero coherente con sus vivencias, y sin una excesiva intención moralizante por parte de la autora. Quizá no pase a formar parte de ese grupo exclusivo de obras que más me han marcado a lo largo de mi vida, pero sin duda lo recordaré con especial cariño y lo releeré a placer en el futuro.

Papá Piernaslargas nos cuenta la historia de Jerusha (Judy) Abott, una joven huérfana de diecisiete años que trabaja en el mismo orfanato en el que ha vivido siempre. Pero esto cambia cuando uno de los benefactores del lugar se fija en sus aptitudes para la escritura y decide pagarle de forma anónima los estudios en la universidad. Lo único que tiene que hacer a cambio es escribirle una carta una vez al mes hablándole de su vida diaria, estudios, experiencias y demás, de una forma distendida y cercana. Es así como conocemos a fondo a Judy y seguimos sus pasos durante los cuatro años en la universidad, siempre a través de las cartas dirigidas al misterioso Papá Piernaslargas.

Una de las razones principales por las que tenía ganas de leer esta novela es precisamente el modo en el que está escrito. La novela epistolar es uno de los subgéneros que más disfruto, me parece una de las formas más interesantes de conocer a un personaje en profundidad y con cercanía, pero también es cierto que no a todos los lectores les ocurre lo mismo; muchas de las críticas negativas que he encontrado de este tipo de libros a lo largo de los años están relacionadas con la extensión de la correspondencia y lo monótonas que pueden llegar a resultar. Por eso creo que es necesario destacar que uno de los puntos fuertes de Papá Piernaslargas es justamente el estilo de las cartas: ágiles, cortas, directas y graciosas, un reflejo de la propia protagonista. Jerusha es alegre, divertida, tenaz y optimista, y lo demuestra constantemente con esa honestidad e ironía que la caracteriza. Ese entusiasmo por la vida es el resultado de su recién adquirida libertad; acudir a la universidad no sólo supone labrarse un futuro prometedor y dejar atrás una existencia de miseria, sino también la oportunidad de disfrutar de todas esas pequeñas cosas que otras chicas dan por sentadas pero que a ella se le han negado siempre, como tener amigas, ir a bailes, comprar vestidos, conocer chicos, leer libros, etc. Todo esto y mucho más lo vamos descubriendo, como decía antes, a través de todas las aventuras y situaciones que le narra a su benefactor, así como de las decisiones que toma y que muestran hasta qué punto va madurando y volviéndose autosuficiente. Además somos testigos de su soledad y su intento por conectar con otras personas, sobre todo con esa figura casi paternal que se niega a tener contacto directo con ella a pesar de ser el responsable de su nueva vida. Todo esto mientras hace las paces con su pasado.

Si viera usted mi cerebro, Papá, no daría crédito al pozo de ignorancia que alberga: yo empiezo a darme cuenta ahora de hasta dónde llega. Nunca he oído hablar de las cosas que sabe, simplemente por contagio, la mayoría de las chicas que tienen una familia como es debido, y una casa, y amigos, y biblioteca. Por ejemplo: no he leído los libros de Mamá Oca, ni David Copperfield, ni Jane Eyre, ni Alicia en el país de las maravillas, ni una sola página de Rudyard Kipling. No sabía que Enrique VIII se había casado más de una vez, ni que Shelley fuera poeta. [...] Me paso el día esperando que llegue la noche, para poner el cartelito de "no molestar" en la puerta, colocarme mi bata roja, que es comodísima, y las zapatillas de borreguito, hacer una pila con todas las almohadas del sofá para la espalda, encender la lamparita de cobre que tengo junto al codo, y leer y leer y leer.

Algo que me parece interesante destacar es lo que comentaba al principio: se trata de una novela juvenil, un coming of age con un lenguaje muy sencillo, pero a la vez protagonizado por una chica mayor de edad que se enfrenta sola a la vida adulta y que adquiere voz propia. Esa es la principal diferencia que le encuentro respecto a otras novelas juveniles/infantiles con las que muchas veces es comparada; tiene un tono y estilo pueril e inocente, pero sus mensajes no lo son tanto, lo que permite una percepción diferente de la obra dependiendo de la edad del lector. Su crecimiento personal es evidente a través de sus acciones, pero también de sus opiniones sobre temas sociales, de religión o política, pasando por educación, matrimonio o los derechos de la mujer. No hace demasiado hincapié en ninguno en concreto, algunos incluso son mencionados con bastante sutileza, pero ahí están, en una obra publicada en 1912. Personalmente lo considero un ingenioso y ameno alegato a favor de la educación y de la igualdad social, todo ello tratado con naturalidad en una divertida, tierna y entrañable pequeña obra. Además, también podemos encontrar una historia de amor dulce y sencilla que no eclipsa la personal e individual de Jerusha. Porque sí, la único voz que importa, aunque no lo parezca por el título, es la suya -como debe ser-.

You Might Also Like

17 comentarios

  1. ¡Qué bien que te gustara tanto! Para mí también fue una grata sorpresa y me encantaron las ocurrencias de Judy. :) Tengo una edición muy vieja de su segunda parte, 'Mi querido enemigo', pero no sé si estará a su altura, porque las cartas no las escribe ella, sino su amiga Sallie...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo; tengo ganas de leerlo, pero al no ser Judy la protagonista me echa para atrás. Además de que en general las opiniones no son tan buenas y toca temas como la eugenesia que me dan un poquito de mal rollo...
      Gracias por tu comentario,
      un abrazo!

      Eliminar
  2. Ays, me tientas muchísimo con este libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, Oly:
    Me alegra que hayas disfrutado de esta novela epistolar. A mí me encantó cundo la leí. Su estilo y mensaje me cautivaron. Es una lectura muy recomendable para momento que se necesita resetear.
    Un abrazo grande y enhorabuena por tu estupenda reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que también te gustara. Como bien dices, es perfecta para cuando el cuerpo te pide lecturas más ligeras.
      Un abrazo y gracias por pasarte ;)

      Eliminar
  4. Yo no conocí éste libro hasta hace pocos años y aunque me llama la atención por lo bien que habláis de él me tira un poco para atrás el hecho de que sea infantil. Si lo encuentro en la biblioteca probaré a ver qué me parece.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cuestión, tiene un tono bastante juvenil, pero la protagonista es mayor de edad, e incluso tiene una pequeña historia de amor. Supongo que la autora lo hizo así a propósito para que los temas que toca llegaran a todo tipo de lectores, tanto adultos como niños. Ya dirás si te animas!
      Besos!!

      Eliminar
  5. Hola, me alegro que lo hayas disfrutado, yo aún no lo he leído pero le tengo echado el ojo para una futura compra. Lo que si he visto ha sido la película y me gustó mucho. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué película? Sólo por curiosidad, para ver si la recomiendas. Es que he visto que se ha adaptado bastantes veces a lo largo de los años, desde una película muda, pasando por un musical, una serie de dibujos animada japonesa o una adaptación coreana.
      Un abrazo!

      Eliminar

  6. Hola.
    No conocía el libro y por el momento no creo que lo lea, tengo demasiados pendientes, pero gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente reseñarlo, pero creo que voy a ir totalmente a contracorriente de las opiniones generales xD

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena jajaja pero estaré pendiente de la reseña, me pica la curiosidad!
      Un abrazo :D

      Eliminar
  8. Sinceramente no conocía este libro pero me ha entrado curiosidad por saber más. No descarto echarle un ojo y quizá comprarlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Oly! ^^

    Antes de nada, decirte que no conocía tu blog pero, con tu permiso, me quedo por aquí ^^ Me encanta la estética *-*
    Vale, vamos a pasar con la novela... ¿te vas a creer que la tengo en la estantería desde hace unos dos años y aún no me he animado a darle una oportunidad? ¡Y eso que no me faltan ganas! La encontré casi de casualidad en una librería de segunda mano y... ay, no me pude resistir *-*
    Me encanta lo que comentas. El hecho de que sea una novela epistolar, que las cartas estén salpicadas de una protagonista a todas luces maravillosa y que muestre la vida de una chica que empieza a vivir su vida adulta... es que me encanta ^^
    Otro punto muy positivo es que la voz de la protagonista no se vea eclipsada en ningún momento. Ais, es que me han entrado muchas pero que muchas ganas de leer el libro después de leer tu reseña :D
    Esos puntitos de crítica, aunque diluidos, me parecen muy correctos, sobre todo teniendo en cuenta cuándo se escribió la novela :D
    Me alegro de que te haya gustado tanto :D
    Una reseña maravillosa, bonita ^^
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    La leí hace unos años y estoy de acuerdo contigo. Me gustó mucho, sobre todo que tratara temas como el voto de la mujer teniendo en cuenta la época, eso sí, desde su perspectiva más inocente, aun así me gustó.
    Y eso, que son cartas breves y amenas, si es que se lee del tirón.
    Cómo la disfruté^^
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Bienvenido a mi casa! Entre libremente y por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae
~゜・_・゜~ <--- Esto es un murciélago, no Sailor Moon.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *