La esposa perfecta para el duque, de Jennifer Ashley

octubre 28, 2013


Como ya comenté hace unos días, Jennifer Ashley es de las pocas autoras del género romántico que consiguen que, hoy por hoy, siga esperando con expectación sus novelas. Y si entramos ya dentro del subgénero histórico, se encuentra en el primer puesto junto con Mary Balogh. No he leído muchas novelas suyas; es más, contando La esposa perfecta para el duque, son sólo cuatro los libros que he podido disfrutar de ella. Todos pertenecientes a la serie Los hermanos Mackenzie -o Highland pleasures en inglés, que me parece más acertado-. Sin embargo es innegable su calidad como escritora. Sus historias destacan sin esfuerzo, con tramas bastante simples pero que atrapan al lector. Así como personajes atractivos, con fuertes personalidades, tanto masculinos como femeninos; destacando quizá estas últimas, para mí más difíciles de retratar en la sociedad conservadora de la época. Ellos tienen más libertad, pueden ser escandalosos, mujeriegos, con personalidades oscuras... Ashley consigue que ellas sean igual de interesantes, algo que creo no es sencillo.

Puede que la razón de este éxito resida también en la forma que tiene de llevar la relación de los protagonistas. La norma en romántica, y esquema a seguir, como sabéis, suele ser la presentación de los personajes, seguido del tira y afloja entre ellos, desembocando en un enamoramiento que llegado el momento -casi al final de la novela- es puesto a prueba para inmediatamente después alcanzar la ansiada reconciliación y el final feliz -si puede ser, con un epílogo empalagoso de los que a mí me gustan-.  Bien, las novelas de Jennifer Ashley no son así. Van evolucionando poco a poco, se pelean, tienen malentendidos durante parte de la novela, mantienen un tira y afloja, sí, pero todo es mucho más natural. Sin grandes revelaciones amorosas en el último momento, ni peleas absurdas entre ambos que se conviertan en el desencadenante de esa catarsis. Puede parecer una nimiedad, pero se nota esa pequeña diferencia respecto a otras autoras.

En La esposa perfecta para el duque nos encontramos con el hermano mayor; Hart, el duque de Kilmorgan. Desde el principio de la serie pudimos comprobar que de los cuatro Mackenzie era el más oscuro y manipulador. Ahora sabemos la razón que lo llevó a ser como es, además de todos sus secretos. Volvemos a descubrir una persona torturada que, gracias a la protagonista, irá superando el pasado. Un pasado en el que ella, lady Eleanor Ramsay, tuvo un papel muy importante. Ambos se conocen muy bien, han aguantado mucho en la vida, y ya va siendo hora de saber si son capaces de dejar atrás sus diferencias, perdonar los errores, e intentar ser felices juntos. No voy a mentir, esta es la parte que más miedo me daba de la historia de Hart. En el anterior libro pudimos descubrir que tenían una historia dura en común, y que llevaban muchos años distanciados. En apariencia por culpa de un error imperdonable de él. Las novelas que parten de esta base, en histórica, me suelen gustar menos. La principal razón es la de siempre: los hombres, dada esa libertad que os comentaba, suelen seguir con su vida, aunque sigan enamorados, manteniendo a lo largo de los años muchas más relaciones. Ellas, por el contrario, se quedar en una especie de letargo hasta que el hombre de su vida vuelve. Esto es algo que no llevo muy bien. Sin embargo, la autora sabe cuándo y cómo debe proporcionarnos información del pasado para así ir creando el puzzle y que entendamos tanto a Hart como a Eleanor, y los motivos que les llevo a ese distanciamiento. Sin condenar a uno y sentir pena por la otra. Además, la reconciliación después de tanto tiempo no resulta forzada en ningún momento. Ella es, como dice el título, perfecta para el duque; una de las pocas personas que no se dejan intimidar por su fuerte personalidad. Me han encantado todas y cada una de sus escenas.

Tengo que destacar una vez más a Ian Mackenzie. Aún siendo protagonista del primero libro de la serie, sigue siendo esencial en el desarrollo de la trama de Hart. La unión que hay entre ellos es muy especial, sobre todo dada la condición de Ian. Adoro a todos los hermanos, pero la relación entre estos dos no tiene comparación con ninguna otra. Es una verdadera pena que ya se haya terminado. A partir de ahora conoceremos a otros personajes que han ido apareciendo a lo largo de estas cuatro novelas, pero ya no serán las de los cuatro peligrosos y escandalosos hermanos Mackenzie. De todas formas espero con muchas ganas La seducción de Elliot McBride.

Una vez más Jennifer Ashley nos presenta una trama e historia de amor preciosa, a la altura de las anteriores. Sin duda una de mis series favoritas.

You Might Also Like

15 comentarios

  1. No he leído a la autora y no conocía este libro pero me deja buena impresion con la reseña que seguro si tengo la oportunidad lo leo n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Epílogos...tenías que mencionar los epílogos ¬¬ jajajaja
    Estoy pensando, y creo que no he leído nada de esta autora, o sí? Es la autora de la locura de lord...? Es que ahora que leí el nombre en la reseña me vino a la cabeza XD eso me pasa por comentar según voy leyendo ¬¬
    Hmmm, tal vez debería replantearme mis compras de RA siendo que sacan tan pocos libros buenos últimamente xD tal vez puedo empezar a comprarme estos. *lalala*

    ResponderEliminar
  3. A mi este libro me decepcionó mucho, me esperaba demasiado de esta pareja y el libro para mi no estaba a la altura, aunque tengo que decir que de toda la serie el único que me gustó realmente es el de Cameron, el resto no me convencieron.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo, ya sabes que yo también estoy completamente prendada de esta autora. Tiene algo que la hace diferentes, y sus historias son... *____*
    No puedo olvidarme de Ian y mira que ya hace más de dos años que lo leí, pero ¡qué personaje! :3 Y el resto de hermanos también me gustaron muchísimo. Yo también destaco a Hart entre ellos, su historia es tan.... bonita :D Y además aparece mucho Ian y eso ya merece la pena por si solo jajajaaj
    EStoy deseando ponerme con el de Elliot McBride... :P

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    Pues me voy a tener que empezar a plantear seriamente en lee RA históruca (lo mismo leí alguno hace mucho años, pero no estoy muy segura..) porque es que por lo que cuentas estoy segura que me este libro me encantaría, voy a cotillear por las librerías ^^

    Muak

    ResponderEliminar
  6. @Beleth: Ya verás que al final te acaban gustando... O eso espero xD

    @Ana: A mí me sorprendió porque me esperaba una protagonista con menos carácter. Pero está a la altura de Hart. Y sí, es una pena que no te gustaran los dos primeros :S

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa!
    La verdad es que estos libros cada vez me llaman menos, debe ser el género.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Me leí los primeros y me gustaron mucho así que tengo ganas de continuar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No quería leerlos por ser tantos...pero ya me he hecho con los tres primeros jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. @Lesincele: Seguro que te gustan, estaré atenta a tu opinión :) De todas formas, si te parece una serie muy larga siempre puedes dejarla al finalizar el cuarto... ya que ahí terminan las historias de los cuatro hermanos ;)

    ResponderEliminar
  11. Ian me enamora más en cada libro <3
    Me encanta la autora, sus historias son preciosas, atrevidas y muy bonitas :)

    ¡Pronto la siguiente!

    ResponderEliminar
  12. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo que hace estos libros tan maravillosos es la forma que tiene la autora de narrar la historia. A mi me daba miedo este libro porque me esperaba mucho de el, pero me enamoró ^^ Esta semana sale el siguiente y aunque no sea uno de los hermanos yo también le tengo ganas. un besin

    ResponderEliminar
  13. He leído varias reseñas de esta serie, pero ninguno me ha impactado tanto como el primero, sé que lo tengo que leer pero tengo que encontrar tiempo.

    ResponderEliminar
  14. Me lo acabo de terminar y estoy con Ana: expectativas altas y decepción. No está mal, pero no me suele gustar que tengan un pasado juntos, porque nunca me suele convencer la razón del distanciamiento y cuando empieza el tira y afloja lo encuentro un sin sentido porque es marear la perdiz, ya que desde la página uno sabes que se siguen queriendo y, como no hay evolución de sentimientos, el final suele ser un anticlimax total. Es lo que me ha pasado con los dos libros anteriores también y con este la decepción es mayor porque esperaba más del personaje. En fin, al menos me quedan Ian y su adorabilidad.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido a mi casa! Entre libremente y por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae
~゜・_・゜~ <--- Esto es un murciélago, no Sailor Moon.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *