Las puertas del infinito
Víctor Conde - José Antonio Cotrina

marzo 08, 2016


Lo primero que voy a hacer es recomendar que os paséis por Generación reader, donde podréis encontrar una reseña en condiciones, como es habitual. Yo creo que me limitaré a decir cuatro tonterías -como es habitual también en mí- para así poder seguir mirando la puerta de mi habitación fijamente, a ver si ésta obra algún milagro y puede llevarme a algún mundo alternativo donde sí sea capaz de encontrar una explicación a lo que acabo de leer. Mi cerebro ahora mismo está intentando procesar algunas de esas cosas a la vez que trata de borrar otras. Madre mía. No sé por dónde empezar. Digamos que Las puertas del infinito es un libro muy, pero que muy, singular. De esos que asombran para muy bien o para muy mal, según el lector. No creo que haya un termino medio, más que nada porque los autores llevan la historia a límites inimaginables y rocambolescos. Hasta el extremo de que ahora, después de terminarlo, no sé realmente si lo que he leído era lo que estaba escrito y los autores me han querido contar, o he tenido algún tipo de conmoción cerebral y en realidad me lo he inventado yo todo. En serio, algunas cosas son como para mear y no echar gota, si me permitís la vulgaridad. 

En Las puertas del infinito nos encontramos con dos protagonistas -en realidad son tres pero hagamos la vista gorda-, cada uno de ellos con una trama aparentemente individual, por lo menos hasta algo más de la mitad del libro. Riddly vive en Londres a comienzo del siglo XX, en lo que se conoce como la Mansión Infinita. En ella se hallan una infinidad de puertas, las cuales pueden conducir a cualquier sitio. A las personas con la capacidad de abrir estas Puertas se les conoce como aperimantes. Por otro lado tenemos a Rebeca, que vive en Colapso, un mundo alternativo en el que es esclava, ladrona y saltadora. Básicamente se dedica a viajar, a petición de su amo, a Tierras Alternas en busca de todo tipo de objetos extraños. Como malos malísimos tenemos a los ikari, una raza de guerreros nómadas que se dedican a esclavizar mundos. Y hasta ahí puedo leer sin meter demasiado la pata. Llegado un punto, como digo, ambas tramas se unen para intentar que le explote el cerebro al lector. Todo esto aderezado con numerosas situaciones extrañas que no he llegado a entender del todo y otras que me han resultado totalmente absurdas. Los autores nos bombardean con ideas, descripciones y explicaciones a las que yo, personalmente, no les he encontrado ningún sentido en ningún momento. Parece como si se las fueran sacando de la manga continuamente, sin estar verdaderamente integradas en la trama. 

Si esto no fuera poco, la lectura se hace cuesta arriba a causa del estilo de ambos, con frases sumamente recargadas y a veces difíciles de entender. Aun así, salta a la vista que está escrito a cuatro manos por la diferencia de expresiones, de ritmo, etc. Me fastidia bastante tener que decir tantas cosas negativas del libro porque realmente tiene ideas muy buenas que desarrolladas de otra forma quizá me habrían encantado, pero es que no he conseguido meterme en la historia en ningún momento. Los personajes están poco desarrollados, o por lo menos esa es la impresión que he tenido. Algo va mal cuando, después de tantas páginas, no te importa lo que le vaya a ocurrir a los protagonistas. Y ya que estamos, al universo en general. Y, en fin, los giros del final digamos que sí sorprenden, pero tampoco me han entusiasmado -por no decir horrorizado en ocasiones-. Ambos autores por separado me gustan y seguiré leyendo lo que vayan publicando en el futuro, a no ser que vuelvan a colaborar juntos. Una pena.

You Might Also Like

17 comentarios

  1. Hola :) vengo de comentar ahora mismo a sub_zero también. A mi la primera parte de la novela me gustaba, la idea era atractiva, la mansión con tantas puertas que te conducían a otros mundos estaba interesante (aunque algo inconexa por momentos) y la parte de Colapso y Rebeca se hacia entretenida. Pero desde que termina el primer libro empieza la fumada, se salta sus propias reglas establecidas por que si, metiendo giros y giros por que si y solo para intentar sorprender sin coherencia. Además, el tema del lenguaje me hacia perderme, era tan rebuscado y rocambolesco a veces que no tenía ningún sentido. Espero que tengamos mejor experiencia en el futuro. Un besin^^

    ResponderEliminar
  2. Que pena que sea un libro tan confuso, me llamaba mucho pero tras tu reseña, si lo leo, será con las expectativas muy muy bajas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me atraía eso de la mansión con infinitas puertas pero lo demás me aterra :)
    No creo que lo lea
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Jajajjajaaj!!! Me he reído mucho con tu primer párrafo, Oly!! Por lo que cuentas me recuerda bastante a Haruki Murakami, uno de esos autores que suele escribir libros un poco surrealistas y al que odias o amas... Pues no sé... Pero bueno, solo por el hecho de ser un libro singular, ya tiene algo de mérito, no?
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  5. xDDDDDDDDDDDD Mira que a mí todo lo escrito por Cotrina me llama, pero después de ver vuestras opiniones por Twitter... creo que solo me acercaré a este libro por curiosidad, pero tiene toda la pinta de coñazo. Me imagino tu cabeza pensando, ¿Pero estos qué se fumaron? xDDD

    En fin, una pena.
    Un besote <3

    ResponderEliminar
  6. No acaba de convencerme este libro, creo que no es para mi. Pero quiero decir que para creer que escribes bobadas te quedan todas genial, estupenda reseña ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. @Mangrii: A mí la primera parte no me gustó, precisamente los capítulos de Rebeca se me hacía muy cuesta arriba con ese lenguaje rebuscado que comentas y con el poco atractivo de la trama (aunque la idea de la Mansión y las Puertas fuera buena). Mi cerebro desconectaba directamente. Es más, lo abandoné antes de llegado a la mitad. Pero bueno, luego lo retomé y sí que ya la segunda parte es un no parar de sinsentido. Ahí ya me olvidé hasta del lenguaje y me dediqué a flipar cada vez más con las escenas y giros. Una pena no poder poner ejemplos.

    ResponderEliminar
  8. Viendo las reseñas que habéis ido haciendo..
    CHAO CHAO
    ya de por si no me llamaba una barbaridad, pero con esto..
    no, gracias x)
    un beesito

    ResponderEliminar
  9. Madre mía, no salimos de un horror y nos metemos en otro. Vaya ojo estamos teniendo últimamente para elegir libros para el reto >.<
    Creo que por el momento la gran mayoría hemos coincidido en que el libro tenía muchas posibilidades, pero que las palabrejas que usaban en algunos párrafos, el meter información a cascoporro y sin explicación clara han sido lo que ha terminado por matarnos a todos XD Y sí, se notaba mucho quién escribía qué eh? No sabría decir quién es quién, pero la diferencia de narración estaba claro. Y bueno, el final ya...
    Los ikari se merecen un libro para ellos solitos <3

    ResponderEliminar
  10. Hola! No conocía el libro pero parece interesante la experiencia y me ha dado curiosidad por sentir lo que has sentido al acabarlo así que apuntado queda ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  11. jajaja Oly como siempre genial en tus reseñas!!! jajajaj :*
    Pues a mi no me ha resultado tan confuso... Algunas cosas sí, pero no tanto como para perderme en exceso. ¿Será que mi cerebro es raro? :S
    Pero definitivamente me ganó con el final... (y no Oly, no me refiero a eso que todos sabemos que escribió Conde casi con seguridad xDDD).
    En fin, una pena que no terminemos de dar con un reto en el que todos quedemos encantados... :/

    ResponderEliminar
  12. Yo ya sabes que fui incapaz de terminarlo....y por lo que me has contado (en privé) vamos, ni con un palito xDDDDDD

    ResponderEliminar
  13. Oye, oye, que tu reseña es muy digna XDD Me ha gustado particularmente el momento "conmoción cerebral". Eso es más o menos lo que sentí yo en ciertas partes de la novela y hago todo lo posible por olvidarlas XDD Qué pena que una idea tan prometedora haya degenerado en esto, pero bueno. Besos!

    ResponderEliminar
  14. Has reventado el libro, eh? Jajajaja.
    Pues yo no he podido distinguir a los autores, qué rabia.
    Lo de la conmoción cerebral, juasssssssss. Aunque sí que coincidimos en que al ver una puerta... dan ganas de descubrir mundos alternativos.
    Besotes reteros.

    ResponderEliminar
  15. Buenaas, no lo he leído pero lleva tiempo rondándome la cabeza, gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola!
    Ahora mismo tengo muchos pendientes, así que, al menos de momento, lo dejaré pasar.
    Una reseña maravillosa.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  17. Madre mía, me has quitado las ganas de golpe. Tenía mis dudas con este libro porque Cotrina es maravilloso pero Víctor Conde es muy... denso (por decirlo de algún modo). Me parece que la mezcla no les ha salido muy bien y yo sí que no tolero idas de olla.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido a mi casa! Entre libremente y por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae
~゜・_・゜~ <--- Esto es un murciélago, no Sailor Moon.